Frases de Ken Follett Ir al contenido principal

Siguenos

Sígueme en YouTube Sígueme en Facebook Sígueme en Instagram Sígueme en Pinterest Sígueme en Twitter

Frases de Ken Follett

 Ken Follett (1949) es un escritor británico de novela histórica y suspenso. Se ha convertido, por méritos propios en uno de los escritores más leídos del mundo.



Se preguntó por qué aquellos que querían destruir todo lo bueno de su país eran precisamente los que más prisa se daban en enarbolar la bandera nacional.

Le habían concedido el deseo de toda su vida… Pero con condiciones.

No puedes mantener una promesa solo cuando te va bien. Hay que mantenerla aunque no te apetezca. Ese es su significado.

La capacidad de escuchar a gente inteligente que no está de acuerdo contigo es un talento difícil de encontrar.


El orgullo excesivo es un pecado corriente, pero que un hombre puede, con la misma facilidad, frustrar la voluntad de Dios por una excesiva humildad.


El objeto de una muralla es el de retrasar todo lo posible al enemigo mientras se encuentra en posición peligrosa y permitir al defensor bombardearle debidamente protegido.

Dos adultos que se aman deberían ser capaces de tomar decisiones juntos, sin tener que obedecerse uno al otro.


Si todo resultara fácil el hombre no necesitaría la guía de Dios.


Los miembros de esta generación tendremos que lamentarnos no solo por las palabras y los actos odiosos de las malas personas, sino por los clamorosos silencios de las buenas.

Las vejaciones a las que sometes a los demás regresan, tarde o temprano, para torturarte.

Tenía que aprender que quienes le trataban de forma hostil lo hacían debido a su propia debilidad.

Te amo como un torbellino, como un león, como una furia irreprimible.

Cualquier imbécil puede tomar parte en una pelea, pero el hombre prudente sabe mantenerse lejos de ellas.

Hay hombres que odian a las personas a quienes han tratado de forma injusta, por paradójico que pueda parecer. Creo que eso se debe a que la víctima es un recordatorio perpetuo de su comportamiento vergonzoso.

Decía que la integridad personal es como una espada: no debería blandirse hasta el momento de ponerla a prueba.


¡Un juramento sólo son palabras! No es nada en comparación con esto. Esto es real, esto somos tú y yo.

El médico apoyó las manos en sus sienes y tanteó suavemente con los dedos. – ¿Se siente confusa? -El amor y el matrimonio me confunden, pero no es por eso por lo que me duele la cabeza.

Dondequiera que tú vayas, iré yo, y dondequiera que vivas, viviré; tu pueblo será mi pueblo y tu Dios, mi Dios; donde tú mueras… —Se detuvo, incapaz de hablar por el nudo que le cerraba la garganta; después, tras un momento, tragó saliva y continuó—: Donde tú mueras, moriré yo, y allí seré enterrada.

Si debes cien dólares, el banco te tiene en su poder; pero si debes un millón, eres tú quien tienes en tu poder al banco.


Ningún país podía sobrevivir al éxodo de sus jóvenes más emprendedores.
Al cabo de un tiempo, cuando su ira se haya calmado y esté encarrilada en una nueva rutina, echará de menos a alguien con quien hablar, un cuerpo firme que tocar, una cara barbuda que besar. Entonces pensara en mí.

Las propias piedras revelan la historia de su construcción: interrupciones e inicios, daños y reconstrucciones, ampliaciones en épocas de prosperidad, y homenajes en forma de vidriera a los hombres ricos que por lo general pagaban las facturas.
Pronunciar un juramento es poner tu alma en peligro, solía decir.

 Jamás pronunciéis un juramento a menos que prefiráis morir a quebrantarlo.
Tener fe en Dios no consistía en sentarse sin hacer nada. Significaba creer que uno podía lograr lo que se proponía, haciéndolo lo mejor que pudiera con honradez y energía.

Philip se dio cuenta que, en una guerra civil, la primera baja era la de la justicia.

Mas frases
FRASES DE DESAMOR FRASES DIARIAS

Entradas más populares de este blog

Feliz día del psicologo!

Feliz día del psicologo! Para esas personas que sin ser nuestro mejor amigo, nos ayudan en los peores momentos

Frases sobre el color negro.

  Frases sobre el color negro. Si no sabes qué color tomar, toma negro”. Pablo Picasso.

Las 100 mejores frases para el día del maestro

1-La mayoría de nosotros no tenemos más de cinco o seis personas que nos recuerdan. Los maestros tienen miles de personas que les recuerdan por el resto de sus vidas.