Frases de Carl Sagan Ir al contenido principal

Siguenos

Sígueme en YouTube Sígueme en Facebook Sígueme en Instagram Sígueme en Pinterest Sígueme en Twitter

Frases de Carl Sagan

 Carl Sagan (1934-1996) fue un astrofísico y escritor estadounidense.

Frases de  Carl Sagan


Cada uno de nosotros es una preciosidad, en una perspectiva cósmica. Si alguien discrepa de tus opiniones, déjalo vivir. En un trillón de galaxias, no hallarías otro igual.

En algún lugar, algo increíble está esperando a ser descubierto.

Somos polvo de estrellas que piensa acerca de las estrellas.

El precio que pagamos por la previsión del futuro es la desazón que ello engendra.


El temor a las caídas guarda clara relación con nuestros orígenes arbóreos y, sin duda, es un temor que compartimos con el que sienten otros primates.


La imaginación nos lleva a mundos en los que nunca estuvimos.

A veces creo que hay vida en otros planetas, y a veces creo que no. En cualquiera de los dos casos la conclusión es asombrosa.

El estudio del universo es un viaje para autodescubrirnos.

Podemos juzgar el progreso por la valentía de las preguntas y la profundidad de las respuestas; por la osadía de encontrar la verdad más que en regocijarnos en lo que nos hace sentir bien.


El cerebro es como un músculo. Cuando está en uso, nos sentimos muy bien. La comprensión es alegría.


Si estamos solos en el universo, seguro sería una terrible pérdida de espacio.

Hoy más que nunca, cuando tantos y tan complejos problemas asaltan a la especie humana, es necesaria la presencia de individuos con un alto coeficiente intelectual y un amplísimo campo de intereses.

mas frases
FRASES SOBRE ADOLESCENCIA FRASES PARA ALEGRAR TU DÍA

Entradas más populares de este blog

Feliz día del psicologo!

Feliz día del psicologo! Para esas personas que sin ser nuestro mejor amigo, nos ayudan en los peores momentos

Frases sobre el color negro.

  Frases sobre el color negro. Si no sabes qué color tomar, toma negro”. Pablo Picasso.

Las 100 mejores frases para el día del maestro

1-La mayoría de nosotros no tenemos más de cinco o seis personas que nos recuerdan. Los maestros tienen miles de personas que les recuerdan por el resto de sus vidas.